sábado, 1 de mayo de 2010

PASO A PASO

Mi afición por la astronomía comenzó en el año 2.005. La verdad, es que no recuerdo que me hizo empezar a mirar el cielo nocturno con curiosidad. Hasta ese momento mis encuentros con esta ciencia habían sido fugaces y las estrellas no eran para mí, más que puntos que brillaban  por la noche.
Sí recuerdo que, cuando era pequeño, el padre de mi amigo Raúl nos contó la historia de la perrita Laika, que fue lanzada al espacio por los soviéticos y desde entonces, daba vueltas alrededor de la Tierra dentro de su nave. Me gustaba entrar en su despacho. Estaba lleno de fotografías, libros y posters relacionados con la astronomía, además de un pequeño telescopio siempre apostado cerca de la ventana. Quien me iba a decir entonces, que veinte años después mi habitación se parecería  tanto a aquella...

Supongo que mis primeros pasos fueron similares a los de otros aficionados: con los prismáticos de mi padre y un planisferio, aprovechaba las noches de verano en el pueblo, intentando reconocer las constelaciones y estrellas más importantes. En Febrero de 2.006 me apunté al curso de "Introducción a la Astronomía y Astrofísica", que anualmente imparte el Planetario de Madrid. Fue aquí donde por primera vez, pude acercar mi ojo al ocular de un telescopio. La visión de Saturno y sus anillos, hizo que se me pusiera la piel de gallina. ¡Esto es lo mio! pensé. Unos meses después, mi amigo Dani me regalo un modesto telescopio refractor de 50 mm. Sin perder un minuto, abrí la ventana de mi habitación y lo apunté hacia Júpiter. ¡Parecía un niño el día de Reyes!.

Un año más tarde, me mudé a Granada. Fue allí donde tuve mi primer contacto con una asociación de aficionados. En la Sociedad Astronómica Granadina (S.A.G.), me recibieron con los brazos abiertos. Me sorprendió gratamente ver lo campechanos que eran y que, con tantos años de astronomía a sus espaldas, respondieran  a mis preguntas de tu a tu, por básicas que éstas fueran. Gracias a ellos mis conocimientos, tanto teóricos como prácticos, crecieron de manera exponencial.

Llegado este punto decidí comprarme mi primer telescopio "serio". Después de dar muchas vueltas por la red y consultar a mis nuevos amigos, me decidí por un reflector de 150 mm. Por algo menos de 400 euros, me hice con el Omni XLT-150 de Celestron, "VITO" para los amigos (soy un friky de las películas de mafiosos) y poco después con el maletín de oculares de la misma marca.




Ya disponía del equipo que, aunque modesto, me daría muchas satisfacciones. No tardé en hacerme con las llaves de la azotea del edificio donde vivía y siempre que disponía de un ratillo subía. Así pude familiarizarme con el uso del telescopio  y aprendí a localizar buena parte de los objetos del Catalogo Messier.
Con la S.A.G. descubrí además, una de las actividades más gratificantes de la astronomía: las observaciones públicas. Poder satisfacer la curiosidad de los visitantes, mientras disfrutas viendo su cara de asombro al observar por ejemplo Saturno, no tiene precio. De alguna manera, vuelves a revivir tu "primera vez".

Unos meses antes de dejar Granada, llegó el hermano pequeño de VITO. Compré el que posiblemente sea el telescopio con mejor relación calidad/precio del mercado. El ETX-70 de Meade, también conocido por muchos como "lidlscopio", pues solo se vende en LIDL. Un refractor de 70 mm., con GOTO , tres oculares y que puedes llevar a cualquier lado en una pequeña mochila (también incluida), por solo 120 euros. Fue bautizado como "EL CHIQUITÍN".

En Julio de 2.009, ya de regreso en Madrid, di el paso lógico en estos casos: la astrofotografía. Compré un motor para el reflector y una webcam (Philips SPC900) que me recomendaron en la Agrupación Astronómica de Madrid (A.A.M.), a la que actualmente pertenezco. Con frecuencia también utilizo una cámara compacta (OLYMPUS µ700).

En este blog tan solo pretendo haceros partícipes de mis aventuras, en este apasionante mundo que es LA ASTRONOMÍA. Espero que os guste.

3 comentarios:

  1. Debe ser tu pasión lo que hace que me sienta orgulloso.

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena campeón!! Es realmente gratificante saber que algunos de tus deseos estén materializandose en realidades como es este blog.

    Un fortisimo abrazo de Antonio (Granada)

    Pd: esa pared y ese suelo de tu primer telescopio me suenan de algo....¿Piso Granada?....

    ResponderEliminar
  3. José A. Moreno Jaldo14 de junio de 2010, 18:51

    Hola Antonio...eres un tio genial, además de muy buena persona. En la SAG estuvimos encantados de tenerte de compañero de fatigas, y cumpliste con creces los cometidos que te asignabamos desde aquí, simpre estuviste a la asltura de las circunstancias en las observaciones pñublicas. Suerte que van a tener los de la AMM de tenerte como uno de sua asociados. Continúa disfrutando de la Astronomía y esperamos, impacientes, el momento de volver a verte por Granada y sus cielos... ¡¡que maravilla ¿verdad?!!
    José A. Moreno Jaldo
    Vicepresidente de la SAG

    ResponderEliminar

Si quieres...